Posted by: Diana Ferraro | 29 June 2010

El taller a distancia

Existen muy buenos entrenadores de escritores que no siempre viven en nuestra misma ciudad o país y con los cuales se puede establecer un contrato de trabajo a distancia. Si bien el contacto personal siempre ayuda a una mejor percepción de las propias capacidades, la obra habla por sí misma y admite su corrección y mejora a distancia a través de la correspondencia electrónica y el intercambio de archivos.  La escritura es quizá la única de las artes que permite esta ubicuidad del entrenador y aspirante y un trabajo sostenido en el tiempo sin una modalidad fija, por medio de intervenciones acotadas o de intercambios continuos.

El trabajo en el taller a distancia, tanto individual como grupal, se realiza sobre el intercambio de textos y revisiones críticas. Permite además un control exacto sobre lo trabajado, ya que todo queda registrado, además de una gran velocidad en el procedimiento. Esto lo hace apto para quienes, aún viviendo en la misma ciudad, no disponen de tiempo extra ni desean gastar en transporte.

Ese tipo de taller a medida de cada escritor o grupo constituye una excelente herramienta que inicia además al futuro trabajo profesional con editores. Así, la revisión crítica y didáctica del propio trabajo va adquiriendo desde el taller a distancia su óptima forma profesional, no sólo mejorando la escritura sino creando buenos hábitos de trabajo.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: