Posted by: Diana Ferraro | 21 March 2010

Microficción

Muchos escritores que comienzan se tientan con la posibilidad de la microficción, entendida como un atajo hacia los cuentos más largos o la novela. Un texto más breve parece más fácil de resolver y, como por arte de magia, desaparecen el pánico a la hoja en blanco primero y, luego, el temor a no poder terminar lo que se comenzó. La microficción comparte con la poesía el engaño de esa aparente facilidad y así como la poesía es el más difícil de los géneros literarios, la microficción es la más difícil de las formas de la ficción. Requiere no sólo una forma perfecta y ajustada en la trama y los personajes sino un domino absoluto del idioma: la microficción es el terreno de los dueños del vocabulario inagotable y de la gramática como ciencia exacta.

Vale la pena intentar, aunque más no sea para tener el sabor de qué dificultades esperan ser resueltas en la ficción más larga, donde el espacio benévolo y el tiempo generoso disimulan las imperfecciones que la microficción resalta.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: