Posted by: Diana Ferraro | 20 February 2010

Los límites del cuento

Con sólo un par de años de edad y un acceso a la comprensión del lenguaje hablado, el ser humano reconoce un cuento. En la forma más primitiva, la oral, y tras la fórmula casi hipnótica que suspende el tiempo presente y con él  la realidad,  “Había una vez…”,  le llega la promesa de un relato acerca de una o más personas y de lo que les sucedió en tal o cual situación. Más tarde, vendrá la experiencia de ese mismo relato u otros, leído en silencio, e incorporado como una voz interior que  desgrana el acontecer, deteniéndose en detalles y buscando el sonido y la forma bella.

 El cuento en papel adquiere el rigor de una forma fija y aumenta  la demanda de un perfecto matrimonio entre la forma y el contenido, el cómo de cada qué. El cuentista, ahora escritor, se desplaza desde el arte escénico hacia la literatura y el lenguaje es otro.   El monólogo se transforma en una cuidadosa primera persona, el relato omnisciente en tercera puede ser contado desde un único punto de vista o quizá dos, siendo tres una audacia para un género que es breve por definición, y se descubre que un relato en primera persona puede ser vocativo y dirigido a la segunda persona del singular o plural, y también que es posible una narración en la primera persona del plural.

Oral o escrito, el cuento se centra en el desarrollo del carácter de un personaje o en el desarrollo de una o varias acciones que producen un determinado resultado; a veces el cuento es la feliz combinación de las dos variables.

El cuento es corto o largo. Puede tener unas 50 palabras, 100, menos de 500 y hasta 1000, y será considerado una flash fiction, una ficción relámpago, o micro ficción.  Entre 1000 y 12.000, será un cuento corto. Y más allá, el cuento largo irá poco a poco alcanzando la forma de nouvelle. Con 40.000 palabras, será ya difícil no considerarlo una novela.

¿Qué es un cuento? A pesar de la larga tradición oral y escrita, el cuento corto como género literario es relativamente nuevo. En la forma literaria coexisten una convención de brevedad, que excluye el relato de historias complejas o el desarrollo profundo de más de un personaje,  patrimonio exclusivo de la novela o de la nouvelle, y una convención de exposición breve, desarrollo veloz -cercano al desenlace- y desenlace conclusivo, a veces abrupto, que obliga al escritor a un arte de mayor cálculo y precisión que la novela. 

La famosa frase , atribuida a veces a Dostoievsky y a veces a Turgueniev, y referida a los cuentistas, “Todos descendemos de El Sobretodo de Gogol”, viene al caso como introducción al género moderno. Hay que comenzar por leer ese cuento y luego, al mismo Turgueniev, a Maupassant, y a Chéjov, dentro de la tradición europea y  a Poe, en la norteamericana. La Argentina ha resultado siempre una excelente cantera de cuentistas, desde Echeverría hasta la actualidad, con los grandes nombres de Borges y Cortázar como maestros universales de este género. 

El cuento es una forma literaria universal, pero, como sostiene el escritor irlandés Frank O’Connor, si la novela requiere de una sociedad completa y establecida, “normal”,  para poder organizarse como relato,  el cuento parece ser más bien el territorio del relato acerca de las sociedades desorganizadas o de los grupos sumergidos que no pueden constituirse en una sociedad “normal”. En el cuento corto, dice O’Connor, “parecen siempre estar presentes esos personajes que deambulan por los límites de la sociedad, superpuestos a veces sobre figuras simbólicas a las que caricaturizan o de las cuales son el eco- Cristo, Sócrates, Moisés”. Agrega que es por eso quizá que el rasgo más característico del cuento corto, es “la revelación intensa de la soledad humana”.

Género preferido por los jóvenes y no jóvenes escritores para comenzar, poco apreciado en las últimas décadas por los editores, hoy parece tener un nuevo relanzamiento a través de la lectura electrónica, en la red o en los nuevos soportes electrónicos.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: