Posted by: Diana Ferraro | 2 January 2010

Yo escribo

Todos, o casi todos, alfabetización mediante, escribimos. De ahí que la escritura sea quizá el instrumento más democrático del arte, junto con el relato oral y el canto. Desde la cuartilla escrita en la pared de un baño a la carta al amigo, desde el graffiti  a la redacción escolar, todos reconocemos en la comunicación escrita el rasgo inconfundible de esa expresión emocional que es la base del arte.

Todos escribimos, pero sin embargo, no somos todos escritores, menos aún buenos escritores, y muchísmo menos artistas. Ser escritor requiere un principio de intencionalidad expresiva. Ser un buen escritor exige acompañar esa intencionalidad con la forma adecuada. La decisión de pasar de ser una persona capaz de escribir y de expresarse por medio de palabras, a ser un artista capaz de poner la palabra al servicio de la mejor forma para expresar una emoción pide práctica, perseverancia y disciplina.

El arte de escribir tiene sus reglas. La primera de ellas, reconocer que no basta con querer decir, sino que hay que decir bien. El arte de relatar, narrar o exponer tiene también sus propias estrategias para resolver la forma de acuerdo al contenido, desarrolladas a lo largo de veinticinco siglos de literatura.

Para un escritor principiante es importante tener en claro la meta interior: puede querer simplemente expresarse mejor en su trabajo y en su vida personal, desarrollar alguna de las muchas carreras que requieren una correcta expresión escrita, como el derecho, el periodismo y la comunicación institucional, empresaria o política o puede querer ser un artista, creando mundos ficcionales o recreando el mundo real por medio de las palabras.

Si bien muchas de las entradas en este blog pueden ser interesantes e incluso útiles para cualquier tipo de escritor, la mayor parte de ellas estarán dedicadas al escritor artista y, de modo particular,  a aquel que aspira a ser escritor de cuentos, novelas o ensayos literarios.

Me interesa ayudar a descubrir ese proceso interior por el cual, un joven escritor se siente llamado a proyectar sus emociones en una narrativa, corta o larga, de carácter ficcional o recurriendo a la descripción del mundo real.  Los lenguajes de la poesía y la dramaturgia serán sólo traídos para ejemplificar o fortalecer el lenguaje de los diversos tipos de narrativas. 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: